Aumentan las personas con discapacidad visual o que no ven adecuadamente

La cantidad de personas con algún tipo de discapacidad visual o que no ven bien, vuelve a aumentar, explicaron expertos oftalmólogos de todo el mundo en el reciente Congreso Mundial de Oftalmología desarrollado en España a mediados de junio.

“Los números no mejorarán y seguirán aumentando en los próximos años. Por un lado, sabemos qué hacer para reducir el número de personas con discapacidad visual: conocemos las cirugías y los tratamientos necesarios. Pero el problema es que la población del mundo está envejeciendo. La proporción de mayores de 65 años aumenta cada vez más rápido”, explicó Serge Resnikoff (París, 1949) experto internacional en salud pública mundial, oftalmología y salud ocular.

Resnikoff está vinculado a la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB), durante 14 años trabajó en África subshariana y después se unió a la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde ocupó diversos cargos de responsabilidad en el área de prevención de la ceguera y de gestión de enfermedades no contagiosas.

“Algunas enfermedades que no eran un problema en el pasado se están convirtiendo ahora en causas muy importantes de pérdida de visión. Hay dos en particular. La primera son las complicaciones producidas por la diabetes. En el pasado eran básicamente los países ricos los que la sufrían, pero ahora, debido a los cambios en el estilo de vida, la diabetes se está convirtiendo en un grave problema incluso en los países en vías de desarrollo, como América Latina, Oriente Medio e incluso África. Si las complicaciones por la diabetes no son tratadas, la persona puede desarrollar ceguera. La segunda enfermedad es la miopía”, manifestó Resnikoff.

Con respecto a la miopía en su forma más grave, el experto manifestó que las complicaciones por miopía llevan a la ceguera. “Este problema ya se ha iniciado en Japón y China, donde las complicaciones por miopía son la primera causa de ceguera. No se trata de un problema de gafas, se trata de problemas en la retina. En Asia existe una presión muy fuerte en los niños para que aprendan mucho y rápido. Y estos pequeños tienen que aprender 5.000 ideogramas -nosotros tenemos 26 letras en el alfabeto, imagínate-. Es un auténtico problema social. Hasta el Gobierno chino se lo está tomando muy en serio”.

Con respecto a Occidente, Sergio Resnikoff advirtió que está en aumento por las pantallas y la vida sedentaria al interior de hogares, oficinas, empresas. “Nuestros niños utilizan ‘tablets’, ‘smartphones’… Pantallas y más pantallas. Durante el recreo, a veces ni siquiera salen al patio, sino que se quedan en el aula jugando con sus teléfonos. Además, la miopía progresa más cuando la gente no sale al exterior. La luz del sol es una magnífica protección contra la progresión de la miopía. Ahora bien, el estilo de vida que tenemos actualmente lleva a que nos alimentemos más con luz artificial y menos con luz natural”.