Día Mundial de la Visión: garantizar el derecho a ver

El Día Mundial de la Visión se celebra todos los años el segundo jueves de octubre y  tiene la finalidad de centrar la atención en la ceguera, la discapacidad visual y la rehabilitación de los discapacitados visuales. Es una iniciativa de ámbito mundial con el objetivo haber eliminado para 2020 todos los casos evitables de ceguera.

Según datos de la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera, en el mundo hay 40 millones de personas ciegas y 285 millones de discapacitados visuales de los cuales, 4 de cada 5 son casos evitables. El 90% vive en países en vías de desarrollo donde el acceso a la sanidad es precario. La Organización Mundial de la Salud señala como las dos principales causas de discapacidad visual en el mundo los errores de refracción no corregidos (42%) y las cataratas (33%).

Por otra parte, se estima que el número de niños con discapacidad visual asciende a 19 millones, de los cuales 12 millones la padecen debido a errores de refracción, fácilmente diagnosticables y corregibles. Según datos de la OMS, cerca de 1,4 millones de menores de 15 años sufren ceguera irreversible y necesitan intervenciones de rehabilitación visual para su pleno desarrollo psicológico y personal.

Hasta el 80% de los casos de ceguera son evitables, bien porque son resultado de afecciones prevenibles (20%) bien porque pueden tratarse (60%) hasta el punto de recuperar la visión. La prevención y el tratamiento de la pérdida de la visión se cuentan entre las intervenciones de salud más eficientes y que dan mejores resultados. Estas intervenciones incluyen la cirugía de las cataratas para curar esta enfermedad de los ojos asociada a la edad, la prevención del tracoma, la distribución de ivermectina para tratar la oncocercosis o ceguera de los ríos (una enfermedad transmisible), la inmunización contra el sarampión, la distribución de suplementos de vitamina A para la prevención de la ceguera infantil y la entrega de lentes correctoras.

Cada cinco segundos, una persona se queda ciega en el mundo. Cada minuto, un niño se queda ciego. Se calcula que cada año se quedan ciegas más de siete millones de personas.

La miopía, el astigmatismo, y la hipermetropía no corregidas, constituyen la causa más importante de discapacidad visual, aunque en los países de ingresos medios y bajos las cataratas siguen siendo la principal causa de ceguera. En la Argentina, existen aún muchísimas personas que por la falta de acceso a centros oftalmológicos, falta de recursos, miedo a la cirugía, entre otras razones, están ciegas por esta patología, que es la primera causa de ceguera evitable.

Asimismo, el glaucoma o aumento de la presión ocular es una enfermedad que puede provocar ceguera si no se trata. En sus comienzos no presenta síntomas y por ello no se recurre al médico y no se diagnostica, pero una vez detectado, se puede detener su progresión. Otra patología frecuente es la retinopatía diabética, producto de una diabetes mal controlada.

«VISIÓN 2020 – El derecho a ver» es una iniciativa mundial que se lanzó en 1999 y cuyo objetivo es la eliminación de la ceguera evitable en 2020. Se han aprobado programas VISIÓN 2020 en más de 40 países. «Los asociados, incluidos los gobiernos, que trabajan de forma conjunta en VISIÓN 2020 pueden mejorar considerablemente las vidas de millones de mujeres, hombres y niños que ya padecen discapacidades visuales o corren el riesgo de padecerlas. Conservar o restablecer la visión cuesta poco dinero y puede contribuir a librar a las personas de la pobreza. Entonces, serán capaces de contribuir plenamente a la vida de sus familias y comunidades y al desarrollo nacional», declaró la Dra. Gro Harlem Brundtland, Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Por consiguiente, hay que dar prioridad a la atención oftalmológica, y ello no incumbe solamente a los ministerios de salud», añadió.

Las estrategias principales de VISIÓN 2020 son: una mayor sensibilización acerca de la importancia de este problema de salud pública, la movilización de recursos adicionales (habría que duplicar el gasto anual en prevención de la ceguera, que en la actualidad es de US$ 100 millones), la lucha contra las causas principales de ceguera evitable, la formación de oftalmólogos y otros profesionales de la atención oftálmica y el suministro de tecnologías e infraestructuras apropiadas.

La celebración anual del Día Mundial de la Vista brinda la oportunidad de aumentar el grado de sensibilización y compromiso a fin de garantizar a todos el derecho a ver. Cientos de actos tendrán lugar en todo el mundo para dar relieve a esta celebración.