Dolor Ocular

Se puede describir como una sensación ardiente, urticante, quemante, punzante, dolorosa o lacerante en o alrededor del ojo. También se puede sentir como si tuviera algo alojado en el ojo.

 

El dolor ocular puede ser un síntoma importante de un problema de salud. No olvide comentarle al médico si tiene un dolor en los ojos que no desaparece. No obstante, cualquier dolor intenso o asociado con pérdida de la visión se debe considerar una emergencia médica y se debe consultar con un médico inmediatamente.

Algunos de los problemas que pueden provocar dolor ocular son:

  • Problemas intrínsecos del ojo (una infección, irritación o lesión como, por ejemplo, una abrasión corneana)
  • Cefalea migrañosa (dolor importante detrás del ojo)
  • Problemas sinusales (dolor encima o debajo del ojo)
  • Complicaciones por el uso de lentes de contacto
  • Cirugía ocular
  • Orzuelo que puede producir dolor ocular en aumento a medida que crece
  • Conjuntivitis (conjuntivitis aguda) o cualquier inflamación de los párpados superior e inferior
  • Dolor en ambos ojos, en especial al exponerse a la luz brillante (fotofobia) (frecuente en muchas enfermedades virales como la gripe, desaparece a medida que mejora la infección)
  • Glaucoma (el glaucoma de ángulo estrecho, una variedad menos común, puede ser muy doloroso)
  • Quemaduras

Prevención 

Si el problema es fatiga ocular, el descanso debería aliviar la molestia. Si cree que el dolor ocular se debe al uso de lentes de contacto, deje de usarlos durante unos días para ver si el dolor desaparece. Si el dolor es muy intenso, consulte al médico.